Dónde hacer una Exposición

Para exponer se necesita un espacio. Este espacio puede ser físico o puede ser un espacio en internet.

La diferencia es que en el primer lugar ves, percibes, sientes, experimentas la obra real y original. Puedes olerla, sentir el valor de lo auténtico sin filtro de ningún tipo. Ves el partido en el estadio. Sientes los gritos de la afición, la energía de las personas, los cánticos... Sientes emoción sin filtros.

Al mostrar las imágenes por internet, lo que estamos haciendo es ver el fútbol en casa. También es apasionante, pero es diferente.

Zidane está de acuerdo. ¿No se nota?

Es necesario que existan las exposiciones de pintura, igual que es necesario tener en cuenta los resultados de un partido para luego repartir los premios.

Aquí voy a hablar de los lugares en los que he expuesto físicamente el resultado de mis trabajos. Son espacios físicos, sometidos a unos límites dispuestos por paredes verticales. Como sabréis, cada lugar tiene sus pros y sus contras, aquí los menciono.


¿Dónde exponer?



 

1. En Bares o Restaurantes

 

Pros: Es fácil encontrar a un propietario interesado en el proyecto. 

Si te comportas como una persona agradable, es fácil conseguir lo que te propongas. Más aún si lo haces con entusiasmo. Si le pides ayuda a alguien, además de llevar clientes a su negocio resultará motivador para ambos. 

Contras: El entorno también aporta un valor añadido a tu obra, desvirtuándolo en ocasiones.

No es lo mismo exponer en un bar de mala muerte, que en un sitio de moda en el centro de la ciudad. No es lo mismo exponer en el MOMA que en tu casa. El público al que quieres dirigirte debe apreciar tu trabajo en el lugar adecuado. Es importante saber a qué público se está dirigiendo uno.

En cuanto a la venta, según mi experiencia, en los bares se venden trabajos baratos, pequeños, que queden bien en el salón, y el porcentaje de venta en comparación a otros lugares es bastante bajo. No tiene sentido ir a vender un Ferrari en el mercadillo. Tampoco lo tiene vender calcetines de lana en el Palacio Real. 

 

2. En Universidades de Arte

 

Pros: Lo verán personas que están interesadas.

Contras: Las veces que he expuesto en Universidades, no permitían la venta de la obra (es posible que ahora se pueda). 

Es buena opción para promocionarse. Recibirás feedback de personas formadas, probablemente el mejor que puedes recibir. Hay que buscar gente que se mueva en tu misma onda. Y este es un buen lugar para entablar contacto e intercambiar perspectivas. 

 

3. En Galerías de Arte

 

Pros: Aumenta tu reputación como artista. 

Contras: Difícil acceso. 

Pinchando aquí, puedes descargar un documento donde aparecen todas las galerías que he encontrado en Madrid. Yo hace años me di un paseo por muchas de ellas. Iba preguntando cómo podría exponer, pero la respuesta del bedel era casi siempre la de: "Déjanos el porfolio y ya te diremos". Así que estoy en proceso de realizar el porfolio (esta web) y una vez la tenga presentable me paso de nuevo.

4. En Tiendas de Material Artístico

 

Pros: Te das a conocer por tu zona.

Contras: En las tiendas especializadas en materiales artísticos, los clientes no suelen comprar lienzo hechos, los hacen ellos.

Durante un tiempo, José Luis, una persona que siempre me apoyó en esto, me dejó poner algunos de mis cuadros en su escaparate. No tuve suerte, pero al parecer es muy difícil que alguien compre lo que hay en el escaparate de una tienda de artes. Incluso a él en esos tiempos le costaba. Lo mejor de pasarte por las tiendas y preguntar es que es gratis y además te pueden salir trabajos de profesor de pintura y proponer cursos. Es interesante opción.

 

5. En Centros Culturales

 

Pros: Promoción asegurada.

Contras: Largas esperas.

De momento he expuesto en Villaviciosa y en Boadilla del Monte. Es muy sencillo, basta con rellenar unos papeles que te dan en el ayuntamiento y esperar varios meses hasta que te digan que ya puedes. Aquí es donde más obra he vendido, creo que es lo más recomendable.

 


Espero que os haya servido.

¡Un abrazo!

Luimmi