La casa sin agua.

La puerta siempre entreabierta.