El retrato psicológico

La mirada, el gesto y la postura son instantes que revelan a menudo una emoción oculta. Para captarla y transmitirla, el pintor debe elegir con acierto el encuadre, la iluminación y el trazo que más convenga.